Una sección con líneas transversales computarizada de un edificio de oficinas que muestra el plano

Tendencias

¿Así se verán las oficinas en el 2025?

Reading Time: 6 minutes

En la última década, las oficinas comenzaron a evolucionar para dejar atrás los deprimentes cubículos de los lugares de trabajo de antes. Sin embargo, esto es solo el comienzo, ya que en los próximos diez años experimentarán cambios aún más drásticos, afirma David Thame

 

Lo último que parecerá una oficina del futuro será una oficina. Un hotel, tal vez. Quizá una galería de arte o un restaurante elegante con jardín. Pero no una oficina. Eso definitivamente ya no.

Esta es la conclusión a la que gracias al enfoque innovador de MoreySmith, uno de los despachos más importantes de diseño y arquitectura de Europa, han llegado algunos lectores. El despacho presentó un Informe sobre los lugares de trabajo del futuro(1), en asociación con The Future Laboratory, donde dieron a conocer el aspecto que podrían tener las oficinas en 2025.

El informe identificó tres tendencias sociales y demográficas principales que demuestran que el lugar de trabajo del futuro tendrá más parecido a una casa o un hotel que a las empresas con hombres de corbata de hoy en día.

La primera de estas tendencias se basa en los datos. Debido a la presión de los dispositivos ponibles que registran y analizan nuestras rutinas diarias y patrones de vida, los lugares de trabajo se integrarán a nuestra tecnología personal para darle seguimiento a nuestras emociones y productividad.

Al mismo tiempo, a medida que se prolonga la vida laboral, habrá un mayor número de grupos de edad, desde nuevos miembros con solo 20 años de edad, hasta padres cuyo rango de edad oscila entre los 30 y 40 años y hasta personas mayores entre los 60 y 70 años de edad. Cada grupo necesitará diferentes tipos de espacios.

La tercera y última se sitúa en la predominante tecnología con pantallas de nuestra era. En el futuro, el diseño del lugar de trabajo tendrá como objetivo filtrar la distracción digital para que la productividad aumente sin que los trabajadores se sientan despojados de sus dispositivos.

El efecto conjugado serán las oficinas “que ya no son un escritorio común en un edificio aburrido”, se afirma en el informe. En su lugar, se convertirán en centros multigeneracionales en donde hombres y mujeres de todas las edades dormirán, comerán, trabajarán y vivirán.

Asimismo, el informe pronostica que habrá tres formas en que los lugares de trabajo modernos se adaptarán y evolucionarán para reflejar estas tendencias. La primera sugiere que el lugar de trabajo se volverá más como un ser vivo en sí mismo (‘un lugar de trabajo dotado de sentidos’). La segunda explora una oficina que siente y se comporta como un destino comunitario (‘un lugar de trabajo hospitalario’). La tercera visualiza un espacio diseñado para una fuerza laboral que comprende desde los 20 y algo años hasta los 70 y algo (‘el lugar de trabajo para las personas de edad adulta’). Muchos, o tal vez la mayoría, serán una combinación de los tres grupos etarios. Juntos transformarán nuestra forma de trabajo.

El lugar de trabajo dotado de sentidos

Un lugar de trabajo dotado de sentidos es tal vez lo más cercano a volverse una realidad entre los lugares de trabajo actuales. Si bien las oficinas alguna vez fueron pasivas, lugares hostiles que obligaban a los trabajadores a adaptarse para encajar en ellas, el lugar de trabajo del mañana funcionará de una forma totalmente diferente. Se adaptará a las necesidades de sus ocupantes y estará diseñado y construido para incorporar miles de sensores que interactúen con los dispositivos ponibles y teléfonos inteligentes de los trabajadores. “El resultado”, según se prevé en el informe, “será un patio de recreo para la personalización, donde se formarán burbujas atmosféricas alrededor de cada trabajador”.

MoreySmith opina que predominarán las aplicaciones que interactúen con el espacio de trabajo dotado de sentidos, no solo para remplazar a las tarjetas o pases de entrada, sino para lograr una mayor satisfacción en el trabajador. Esto ya es un hecho en el edificio Edge de Deloitte en Ámsterdam, donde una aplicación controla los lugares de estacionamiento, la ubicación diaria de los escritorios, el acceso a los casilleros y que, además, se encarga de pedir la comida. Deloitte cree que gracias a esto el ausentismo ha disminuido en un 60 por ciento, aumentó cuatro veces más las solicitudes de empleo y hubo un incremento considerable en la retención del talento.

Un dibujo a computadora de un plano de oficina

Un lugar de trabajo hospitalario

Entre mediados y finales del 2020, los lugares de trabajo hospitalarios también serán parte de la rutina en nuestra vida laboral, afirma MoreySmith. En lugar de tener una entrada completamente vigilada y la sensación de que estrictamente solo debe haber personal como en las oficinas de hoy en día, el lugar de trabajo hospitalario mezclará espacios públicos y privados de forma alegre y relajada. Los lugares de trabajo incluirán restaurantes y cafés públicos, terrazas al aire libre, galerías de arte, barberías, salones de belleza y manicura e incluso hoteles, conforme el lugar de trabajo penetre en la economía colaborativa.

En las nuevas oficinas los servicios serán de gran importancia, donde habrá variedad y descanso de la rutina. En Dublín, tanto la casa del software con sede en California, Workday, como la sede de Dropbox en San Francisco ya han incorporado cuartos de música bien equipados en sus oficinas. La suite de música de Dropbox es una mezcla entre un estudio de grabación y un club de jazz enigmático, a diferencia de lo que acostumbra encontrar en un edificio de oficinas(2).

Según el psicólogo Michael Corballis, citado en el informe de MoreySmith, estos novedosos lugares de trabajo nos ayudarán a brindar el tipo adecuado de entretenimiento. “En nuestro intento por adaptarnos a un mundo complejo, necesitamos escapar del aquí y el ahora, considerar posibles futuros, meditar nuestros errores pasados y entender la forma en que trabaja la mente de los demás”, afirma.

Un lugar de trabajo para personas de edad adulta

Debido al aumento de la expectativa de vida y de la vida laboral hasta los 60 o 70 años, el lugar de trabajo del futuro estará conformado por varias generaciones.

A finales de la década del 2020, los últimos baby boomers estarán trabajando hombro a hombro con una generación predominante de milenials y la generación Z nativa digital, en una mezcla que significará la disponibilidad de espacios a prueba de sonido para aquellos cuya paciencia sobre el júbilo juvenil es poca y un contenedor con consejos de mentores que les ayudarán a pasar información de los mayores a los más jóvenes y viceversa.

Las incubadoras de la diversidad son espacios con un programa de apoyo sólido, que ayudará a personas hacia una transición en áreas de trabajo desafiantes o poco familiares(3). Estos lugares se volverán tendencias dominantes, se afirma en el informe.

Las necesidades de las mujeres son particularmente importantes en los lugares de trabajo para personas de edad adulta, lo que generará un cambio en la atención y los servicios. Guarderías a prueba de ruido, instalaciones para dar de comer a bebés y estacionamientos para carriolas y motocicletas se agregaron a los nuevos planos de oficina, además de salas de bienestar y espacios de reunión.

Elija su tribu

Si bien los principales diseñadores de interiores y planificadores espaciales reconocen los hallazgos presentados en el informe de MoreySmith, muchos opinan que este subestima una parte clave del lugar de trabajo del mañana: la forma tribal de pensar de los seres humanos.

Atul Bansal es cofundador de Sheila Bird Group y el diseñador a quien se acredita la creación de un nuevo estilo de espacios de oficina en Manchester: elegante, limpio, colorido y lleno de estímulos. Afirma que es difícil precisar cómo será el lugar de trabajo del futuro.

“El diseño de los lugares de trabajo se resume, en ultima instancia, a las tribus”, comenta. “Todos pertenecemos a tribus de varios tipos y todos queremos sentirnos rodeados del resto de nuestra tribu; ya sean colegas, nuestro sector o una red más grande”.

“Es por ello que la comunidad es la clave de las oficinas”, agrega. “Necesita centrarse en las personas que forman parte del espacio de trabajo, así como en la gente fuera de los espacios de trabajo, además de la forma en que se relacionan unos con otros a través de los servicios y el diseño”.

Desafortunadamente, señala, esto no es algo tangible o que pueda sentirse fácilmente. “Una tribu es algo efímero y verdaderamente veloz, por lo que capturarla es como intentar atrapar una mariposa”, comenta.

Por lo tanto, ¿los lugares de trabajo tribales serán la siguiente gran innovación que cambiarán el rostro de las oficinas en los años posteriores al 2025? Solo hay una respuesta para eso: cambie el clima en su aplicación de su lugar de trabajo a ‘frío’, luego espere y observe.

 


David Thame ha escrito sobre los inmuebles comerciales durante 30 años y en la actualidad aparece regularmente en titulares británicos como Estates Gazette, Manchester Evening News, ShD Logistics y en bisnow.com, el sitio web inmobiliario con sede en Estados Unidos.

Fuentes:

(1) http://www.worktechacademy.com/content/uploads/2018/02/The-Future-of-the-Workplace-Report-Morey-Smith-and-The-Future-Laboratory.pdf

(2) https://www.bisnow.com/dublin/news/office/funky-89352

(3) http://dsq-sds.org/article/view/6099/4819