Formas de trabajar

Parte uno: hablemos de bienestar

Decir que mientras mejor se sientan los empleados en el trabajo, mejor será su desempeño, no es algo radical. Sin embargo, mejorar el bienestar de tu fuerza de trabajo implica más que solo ofrecer artículos de mejor calidad en la cafetería. También se trata de implementar medidas para ayudarlos a que se sientan felices, tranquilos y confiados, para así inyectar ese positivismo a su día a día en el trabajo.

Estimular el bienestar de tus empleados podría transformar la cultura organizativa de la oficina, y estamos aquí para ayudarte a lograrlo.

Ofrece frutas

Los expertos sugieren comer entre cinco y siete porciones de frutas y vegetales al día. Ofrecer un tazón de fruta a tus empleados los ayudará a alcanzar esas metas saludables y los mantendrá alejados del frasco de las galletas. Mientras que los carbohidratos pueden hacernos sentir perezosos después de comerlos, las frutas proporcionan un aumento de energía. Los refrigerios gratuitos también ayudan a combatir el desánimo que ataca a media mañana cuando estamos muy hambrientos para mantener la concentración.

Clases de gimnasia gratuitas

Los adultos deben hacer al menos 150 minutos de ejercicios de cardio por semana, y ejercicios de desarrollo muscular dos veces por semana. Las largas horas de trabajo obligan a los empleados a sacrificar sus ejercicios para cumplir con sus labores, y las clases de gimnasia en la ciudad pueden ser muy costosas.

Ofrecer clases de gimnasia gratuitas a manera de beneficio corporativo durante la hora del almuerzo podría ayudar a mantener a tu equipo en forma, les inyectaría una dosis de adrenalina y reduciría sus niveles de estrés. Según la publicación Harvard Business Review,hacer ejercicios con regularidad también ofrece beneficios para la memoria, la concentración y la capacidad de aprender.

Masajes en la oficina

Contar con un buen masajista terapéutico para ofrecerle masajes rápidos a los empleados cuando se sientan estresados también mejora el bienestar y la concentración. Los masajes no solo ayudan al personal a relajarse, sino que también les proporcionan comodidad en su estación de trabajo al eliminar los nudos y liberar la tensión que genera la posición frente al teclado.

Implementa horarios de trabajo flexibles

Al preguntarle a un grupo de empleados qué reduciría más sus niveles de estrés en la oficina, muchos se inclinan por un horario de trabajo flexible. Bien sea que decidas permitirles a tus empleados trabajar desde casa algunos días al mes, o implementar una política de tiempo flexible, la tolerancia en cuanto al horario de trabajo puede contribuir con el bienestar del personal.

Ofrece charlas sobre temas interesantes

El desarrollo profesional de tus empleados también es parte esencial de su bienestar general. Además de pagarles por asistir a conferencias y eventos interesantes para hacer contactos, trata también de llevar los eventos hasta ellos y ofrecer charlas de expertos en la oficina. Tomando como inspiración las charlas TED Talks, invita a oradores inusuales que pudieran animar a tus empleados a ser más creativos en el trabajo.